Publicado por / 25 nov. 2015 / No hay comentarios / , , , , ,

Las 5 claves para obtener alimentos seguros

Seguridad alimentaria, alimentos seguros, salud, alimentos, higiene, inocuidad, intoxicación


A continuación recopilamos 5 claves fundamentales y que la Organización Mundial de la Salud (OMS) nos recomienda a la hora de conseguir alimentos inocuos y seguros.



1. Atención a la limpieza


La limpieza a la hora de manipular alimentos es vital para evitar contaminaciones que pueden llegar a causar enfermedades de transmisión alimentaria.

  • Llevar a cabo una limpieza y desinfección de las superficies y utensilios que van a entrar en contacto con los alimentos.
  • Lavarse muy bien las manos, las veces que haga falta y mejor por exceso que no por defecto. Nuestras manos son el vehículo de transmisión de muchas de las toxiinfecciones alimentarias más habituales.
  • Evitar la presencia de insectos y otros animales en la cocina, ya que también pueden actuar como vectores de transmisión.



2. Evitar las contaminaciones cruzadas


Debemos de evitar que los alimentos crudos lleguen a contaminar a los que ya están cocinados:

  • Separaremos los alimentos crudos (carnes y pescados) de los alimentos cocinados, para ello utilizaremos recipientes para guardar los distintos alimentos y evitar que entren en contacto.
  • Emplearemos distintos utensilios (vajilla, cuchillos, tablas de cortar) para manipular los alimentos que están crudos y los que están ya cocinados.



3. Cocinar correctamente los alimentos


Si llevamos a cabo un correcto cocinado de los distintos alimentos estaremos contribuyendo a la inocuidad de los mismos, así si llegamos a temperaturas de 65-70 ºC eliminamos los microorganismos patógenos que puedan estar presentes en el alimento. 

  • Hervir siempre los alimentos tales como guisos y sopas para asegurarnos que hemos alcanzado la temperatura que garantiza que el alimento es inocuo.
  • Cocinar completamente los alimentos, especialmente carnes rojas, huevos, pescados y carnes de ave.
  • Haremos lo mismo a la hora de recalentar un alimento.



4. Cuidado con la conservación


Aunque hayamos tenido especial cuidado con la limpieza, el lavado de manos y el cocinado, todo ello se puede ir al traste por una mala conservación del alimento. Para evitar el desarrollo de microorganismos patógenos tendremos la precaución de mantener los alimentos a temperaturas inferiores a 5 ºC o superiores a 60 ºC.

  • Evitar el almacenamiento de los alimentos cocinados durante mucho tiempo, aunque sea en la nevera.
  • Descongelar los alimentos siempre en la nevera y nunca a temperatura ambiente.
  • Refrigerar inmediatamente los alimentos cocinados y los perecederos.
  • Evitar que los alimentos cocinados permanezcan a temperatura ambiente durante más de dos horas.



5. Usar materias primas seguras


De nada sirve seguir todos los consejos anteriores si partimos del uso de materias primas contaminadas o de agua con microorganismos o sustancias químicas peligrosas.

  • Vigilar las fechas de caducidad y consumo preferente de las materias primas que vayamos a utilizar.
  • Lavar las frutas y verduras, sobre todo si las vamos a consumir en crudo.
  • Utilizar alimentos procesados, lo que garantiza su inocuidad.
  • Elegir alimentos frescos y sanos.
  • Usar agua potable para el lavado y la preparación de los alimentos.




Fuentes: 

Manual sobre las cinco claves para la inocuidad de los alimentos. Organización Mundial de la Salud (OMS) 

Inocuidad de los alimentos. Organización Mundial de la Salud.

Comparte este post:
Etiquetas : , , , , ,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete al blog



Facebook

Twitter

Google Plus

Social Media

Síguenos en las redes sociales para conocer nuestras últimas novedades