Publicado por / 15 mar. 2013 / No hay comentarios / , , , , ,

La importancia de un buen desayuno

Hoy vamos a hablar de una de las comidas más incorrectamente realizadas en nuestro país: el desayuno.  ¿Quién no ha oído alguna vez eso de "no he desayunado", "nunca lo hago", "a mí con un café me basta"...?

Hay que destacar la gran importancia que tiene la primera comida que hacemos durante el día, debido a la cantidad de horas de ayuno desde la última ingesta, ya que nuestro organismo necesita del aporte de energía y nutrientes para afrontar una nueva jornada.

Actualmente, y debido a los nuevos estilos de vida, tendemos a saltarnos los desayunos o a realizarlos de forma cada vez más ligera, poco variados e incompletos nutricionalmente hablando. Este problema se agrava aún más cuando aligeramos u omitimos la cena, con lo que estamos llevando a cabo una distribución horaria de las comidas muy desequilibrada, lo que puede llegar a tener repercusiones negativas para nuestra salud.

desayuno, nutrición , alimentación, seguridad alimentaria



Si nos tomamos un desayuno adecuado, estaremos aportando la energía y los nutrientes esenciales para empezar el día, lo que repercutirá en mantener un peso adecuado, mejorando al mismo tiempo el rendimiento físico e intelectual y mejorando la concentración y el comportamiento durante la jornada. Para que un desayuno sea considerado adecuado, ha de aportar el 25% de las necesidades energéticas diarias, esto es, unas 400 Kcal para una dieta de 2000 Kcal/día, así un desayuno será completo cuando incluye cuatro grupos distintos de alimentos:

- Frutas y zumos naturales: (Naranja, Kiwi, Plátano). Aportan vitaminas hidrosolubles y contribuyen al buen funcionamiento de nuestro aparato digestivo.
- Lácteos: (Yogur, leche, queso). Nos aportan proteínas de alto valor biológico y minerales como Hierro, Zinc o Calcio.
- Cereales: (Pan, galletas, bollería, cereales de desayuno). Aportan hidratos de carbono, entre ellos la glucosa, esencial para toda actividad física y mental.
- Otros: (Aceite de oliva, margarina, mantequilla, frutos secos)
Combinando cualquiera de estos cuatro grupos, podemos obtener muchas combinaciones distintas de desayunos sin caer en la monotonía.

Se tendrá en cuenta que las raciones durante el desayuno variarán en función de la edad, del sexo y de la actividad física. Si optamos por no incrementar el valor calórico durante esta comida, podemos aumentar la variedad de alimentos tomando raciones más pequeñas.

A la hora de desayunar, es muy importante dedicar el tiempo suficiente (unos 15-20 minutos) y, si es posible, hacerlo acompañados.

¿Me queda algo en el tintero?. Pues si, ya que también hay que destacar la importancia del desayuno durante la infancia y la adolescencia, sectores de población donde más se suele omitir esta comida, siendo en esta etapa donde una correcta alimentación conlleva un gran interés para el desarrollo y el crecimiento. Además, es en esta etapa donde se afianzan los hábitos alimentarios que se mantendrán durante toda la vida.

Otras consecuencias de saltarnos el desayuno o simplemente tomar un desayuno incompleto, pueden ser:

- Afecta al rendimiento escolar, ya que no se aporta la energía necesaria para el correcto funcionamiento del cerebro debido a la falta de glucosa.
- Se tiende a comer peor, a llevar una vida más sedentaria y a tener unos niveles más altos en sangre de colesterol, con las consecuencias que esto puede tener para nuestra salud cardiovascular.
- La ausencia de desayuno está asociada, además de con sobrepeso, a una mayor tendencia a fumar y a consumir alcohol.

Vista la importancia que tiene la primera comida del día para nuestra salud y bienestar, espero que este artículo te haya resultado de interés. Si es así, puedes compartirlo en tus redes sociales usando los botones de aquí abajo.
Gracias!!
Comparte este post:
Etiquetas : , , , , ,

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscríbete al blog



Facebook

Twitter

Google Plus

Social Media

Síguenos en las redes sociales para conocer nuestras últimas novedades